Yo me quedo en casa

Yo me quedo en casa

por

Gachi Salum
Graciosa y desopilante, es una convencida de que "la risa salva". ¡Ah! También es abogada.

Mirala vos, ahora "La Gachi" es columnista

Les juro que ¡jamás en mi vida me imaginé vivir algo así! Parece una película de ciencia ficción en la que soy parte del elenco, claro está que los protagonistas son nuestros médicos, personal de salud, seguridad y también quienes dirigen las riendas de nuestro país.

Estamos siendo testigos y parte de un hecho histórico, no solo por lo que pasa en el mundo, sino por lo que pasa en la casa de cada familia EN CUARENTENA… (Música de suspenso).

Este virus ha logrado que hagas eso que siempre postergaste porque “no tenías tiempo”, te da la posibilidad de terminar ese libro, de desenfundar esa guitarra olvidada (¿no es buena idea? perdón, perdón mala mía), limpiar los plafones (definitivamente no sé quién pudo inventarlos y en mi caso comprarlos),  buscar la tapa de los tuppers, acomodar placares, cambiar el cuerito de la canilla que pierde desde el año pasado y porque no, descubrir nuevos talentos que no sabías que tenías.

En mi caso, en este momento me encuentro aquí tratando de escribir al compás de  ¡¡¡mamaaá!!!! Palabra que sonaba tan linda en sus inicios… estoy tratando de pensar en ese talento que descubrí en mí, pero invade mi mente el hecho de que la ropa está sin planchar, las camas sin tender  y la típica pregunta que nos hacemos todos, todos los días y varias veces al día… más aún en cuarentenaaa “¿qué comemos?” Termino de lavar lo del almuerzo y ya está sucio lo de la merienda para continuar con la cena, básicamente #yomequedoencasafregandotodoeldía...

Pero volviendo a mi talento, creo que descubrí que puedo ser una gran artista plástica, con años de práctica, (la verdad estuvo flojo mi aporte en esta área),  bailar estuvo mejor (ponele) pero no me quiero tirar abajo y creo que mi talento sin dudas, es ¡la cocina!, en cuanto a que estoy mucho en ella y abro y cierro la heladera como para hacer un inventario…Y porque no decirlo,  los videítos de TIK TOK. Pero nada supera a “el papi” que convirtió el sillón del living en camión, colectivo, avión, auto de carreras, excavadora, grúa ¡y hasta en un helicóptero! (sí, sí, el que sobrevuela la ciudad y todo lo ve) ¡Si los vieran, se mueren!

Mucha gente se hizo muy participativa en redes sociales, he visto memes que me sacaron miles de carcajadas (que en estos tiempos es un montón) y he visto muchos desafíos en los cuales, quiero decirlo ¡NO FUI ETIQUETADA por nadie!  Pero aún tengo fe que lo hagan…

Veamos el lado positivo a todo esto, quizás el mundo necesitaba parar para renovarse y es una buena oportunidad para evaluar cómo vivíamos y cómo queremos vivir, pienso que de toda crisis hay un aprendizaje y una oportunidad. Aprovechemos el tiempo con nuestros hijos, con nuestras parejas o con quien convivas en esta cuarentena, (sin olvidar que nadie puede ir a comprar puchos a la esquina), seamos responsables por nosotros y por los demás, es hora de ser solidarios, por eso ¡QUEDATE EN CASA!!

Termino de lavar lo del almuerzo y ya está sucio lo de la merienda para continuar con la cena, básicamente #yomequedoencasafregandotodoeldía."