Vos y la pandemia

Vos y la pandemia

por

Jaime Rodriguez Baldiviezo

Técnico Superior en Liderazgo Ontológico. Fundador de BERH. Amante de las artes. Entrenador y ex atleta de selección.

#DesarrollaTuPotencia

Conferencia de prensa

Como seres de distinto tipo, hoy teniendo en frente una situación en el contexto mundial conocida como “Coronavirus”, a la cual me referiré como una situación actual, hago este llamado de atención para evitar darle una carga peyorativa, además de que en un punto de mi relato me dirigiré a otras situaciones, a las cuales quiero colocarlas a todas en una gran canasta de “situaciones”, valga la redundancia, ya que, calculo que ayudará a llegar al punto por el cual hoy me siento a escribir este pensamiento.

Concibiéndome como un ser humano, teniendo en cuenta que no somos eternos en el plano físico terrenal, analizando los distintos ciclos de la vida, hablando exclusivamente de nuestra biología de desarrollo etario, nuestro paso por la tierra es un tiempo finito donde experimentamos distintos hechos o bien situaciones.

¿Alguien se acuerda de algún acontecimiento de niño? ¿algo que le haya marcado la vida, alguna vacación inolvidable, algún abuelo que ya no está? ¿Alguien tuvo un amor, un amor platónico? ¿tenés miedo a enamorarte de nuevo o viajar? ¿Qué significa para vos la incertidumbre de los resultados en tu vida? Estoy seguro de que alguna vez tuviste una primera vez, donde esos resultados fueron sin ser buscados, quizás los más gratificantes de tu vida.

Hoy y volviendo a la situación uno que mencioné, tomo este momento histórico como un punto de inflexión, y me doy mi tiempo, e invito a que ustedes también se lo den, reflexionando sobre quiénes son y qué relación existe entre esa forma de ser y los distintos ámbitos de su vida.

Personalmente en esta invitación que me hice a mí mismo y que ahora comparto con ustedes, me he dado cuenta que fui feliz muchas veces, definiendo feliz como “estar vivo, estar saludable desde un diagnóstico clínico, yo mismo sentirme bien, hacer lo que quería dentro de mis límites biológicos, estar con quien quería y en el lugar en el cual quería estar, ser responsable de mis decisiones, sentirme bien conmigo mismo y con los demás, etc.”, por definirlo de alguna forma.

La cuestión, y tomando este episodio de mi existencia finita que me agarra de cuarentena, viviendo en un hotel en Andorra, alejado de mis seres queridos y de mi zona de confort es: darme cuenta que recién a los 25, casi por cumplir 26 años, hice una toma de consciencia y pensándolo bien, quizás una de las más reveladoras de mi vida, donde me di cuenta que estaba atravesando momentos de felicidad, y que alguna vez también fui feliz y no me di cuenta.

Sí, después de un cuarto de siglo pude abrir los ojos y ser consciente de cómo percibir distintas situaciones, de qué manera buscarlas, o simplemente dejarlas llegar y disfrutarlas independientemente de la carga que yo mismo les otorgue.

Como seres y en especial como seres humanos, crecemos en un constructo de factores, una vorágine llena de consumo, necesidades, ideales, formas de ser, modelos a seguir, en fin, los cuales vamos incorporando, sin darnos cuenta, y hasta donde las cosas que fuimos absorbiendo por la calle en realidad se convierten y son realmente hoy en día nuestros pensamientos, donde ellos consolidan quiénes somos y como nos movemos en este mundo.

¿A dónde quiero llegar?

Quiero invitarte a tomar estos días en los que al parecer nos acordamos que el tiempo sirve para hacer cosas y no solo para verlo pasar, para que identifiques momentos de tu vida. Quizás como en mi caso, momentos en los que fui feliz y no lo sabía, y que tomes este punto de inflexión, esta situación que hoy puede llamarse coronavirus y que quizás mañana se llame, amor, dinero, viajes, pérdidas, triunfos, etc., para que definas tus conceptos, de los momentos que hayas identificado, desde lo que a vos te parezca más sencillo, o hasta llegar a esas largas noches, quizás de insomnio, en las que disfrutar de vos mismo, te permita llegar al rol, generalmente olvidado hoy en día por el ser humano, que es el de filosofar, para que veas dónde estás hoy con respecto a él, e independientemente del tinte de la situación, cuáles son las acciones que realmente llevás adelante, en pos de lo que estás buscando en este momento de tu vida.

En síntesis, VOS Y EL CORONAVIRUS, o vos en las distintas situaciones de tu vida, ¿ya pensaste quién sos y quién querés ser para vivirlas?