Piscis, el Mesías

Piscis, el Mesías

por

Viviana Rey
Lic. en Comunicación Social. Astróloga Cuántica y Humanística. Formada en Tarot, bajo la línea de Alejandro Jodorosky.

#Astrología

Imagen: Shutterstock

Piscis es un signo de agua, y el más sensible de todo el zodiaco. Él es capaz de captar y sentir dentro de su piel el dolor de otros, brindándose entero para calmar ese dolor. Percibe el mundo como parte de sí mismo y por ende, se conmueve por cualquier hecho  que afecte a todo ser integrante del cosmos.

Para este, la palabra “Amor”, adquiere una significación mucho más amplia y trasciende todo egoísmo. La expresión de este signo pasa por las expresiones más sutiles de la comunicación: el arte, o las demostraciones de afecto, son canales naturales de manifestación. Con extrema humildad servirá a quien lo necesite, sin buscar ganancia alguna, ayuda por la sola manifestación de calmar el dolor ajeno. Vibra hasta por lo imperceptible, por ello es proclive a la introspección. Bucea entre los tesoros de su interior y muchas veces queda, atascado entre ellos, sin poderles dar una utilidad práctica a tanto que tiene para dar.

Posiblemente, uno de los signos más tranquilos que existen. Se adapta a la perfección a su entorno. Sabe gestionar los problemas y no duda a la hora de tomar responsabilidades cuando surgen conflictos.

Tiene mucho tacto en cuanto a la relación con los demás, y destaca por su amabilidad en el trato. Por eso, se considera que los Piscis son por lo general simpáticos y una buena compañía.

Todo ello los convierte en la pareja perfecta, ya que son cariñosos y no tienen ningún reparo en mostrar su lado más romántico con frecuencia. Por si fuera poco, tienden a vivir la vida siguiendo más a su instinto que a la razón, porque son amantes apasionados.

Este signo simboliza la liberta del pez en el mar, el movimiento ligero y tranquilo hasta conseguir lo que quiere. Además, es capaz de esconderse agazapado hasta que llegue el momento idóneo de actuar, y es que la paciencia también es un rasgo muy característico de los Piscis.

En las relaciones personales puede que su timidez dificulte un poco las cosas a la hora de proyectar su sociabilidad, pero en general no tiene problemas a la hora de encontrar amigos o pareja ya que su personalidad es bastante agradable y ejerce un magnetismo hacia los demás.

Reconoce todas sus riquezas cuando sabe que estas no le pertenecen sino que son para darlas a toda la humanidad. El arquetipo, es el Mártir, el Mesías, el Místico.

Vibra hasta por lo imperceptible, por ello es proclive a la introspección. Bucea entre los tesoros de su interior y muchas veces queda, atascado entre ellos, sin poderles dar una utilidad práctica a tanto que tiene para dar".