Petting: Mucho más que “la previa”

Petting: Mucho más que “la previa”

por

Sofía Achem

Médica (MP. 3470). Especialista en Ginecología. 
Docente universitaria. Miembro de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana.
"Los límites existen adentro tuyo...las alas también".

#HablemosDeSexoYPlacer

Esta práctica sexual nos invita a vivir un encuentro basado en besos, caricias, roces con o sin ropa, masajes, sexo oral y  a experimentar la masturbación en pareja.

1-diseo-sin-ttulo-4.jpg

La idea es  vivir  un encuentro sexual “no coitocéntrico”, la penetración es solo una parte de  la vida sexual, el placer sexual es más rico y amplio y se nutre de múltiples prácticas.

El petting nos invita a explorar el placer, sin necesidad de llegar a la penetración, pudiendo practicarse aún con ropa puesta o en lugares poco convencionales. Se pueden usar juguetes que no sean para penetración, aceites como complemento de los masajes, aromas y música para ambientar el momento. Es una práctica muy placentera y plenamente satisfactoria, en la que se pueden alcanzar altos grados de excitación y orgasmos intensos. Esta práctica se enriquece en la medida que se dejen llevar y fluyan siguiendo al placer como norte en sus brújulas.

Muchas personas tienden a llamar “la previa” a todo lo que incluye el petting, esto basando en la creencia de que sexo es solamente el coito, por lo tanto cualquier otra práctica es “accesoria”, esto no es así, los encuentros sexuales pueden incluir o no penetración y no por ello, son o dejan, de ser “sexuales”.

Para practicar el petting no hay una guía específica, lo único que queda claro desde el inicio es que “no habrá penetración vaginal en el encuentro”, luego se trata de fluir, dejarse llevar por la imaginación y las sensaciones placenteras, leer el cuerpo del otro y el propio en busca del disfrute mutuo.

Es una manera de conocer gustos y preferencias de mi compañera/o. Es una invitación a jugar y a explorar, a expresar la sexualidad sin inhibiciones ni vergüenza, es fundamental un clima de empatía, cuidado y compromiso afectivo (siempre deben estar presentes aun si es un compañero/a ocasional).

Si llegaste leyendo en detalle hasta este punto te darás cuenta que el petting es la práctica sexual más frecuente  en la adolescencia, cuando iniciamos el camino del descubrimiento de nuestra sexualidad, es por ello; y “va de nuevo”; en la cultura del aprendizaje  basado en  el porno que pone al coito como centro del encuentro sexual, el petting queda en un plano de “inferioridad”, es un actor de reparto, y por lo tanto, al tiempo es abandonado como práctica para centrar los encuentros solo en la penetración.

¿Tenés planes para el fin de semana? ¿Sale petting con tu pareja?

Conferencia de prensa

¿Cómo podemos cambiar esta situación? Te cuento que nos dicen las evidencias

Según se registró en los trabajamos mencionados anteriormente, cuando se entrevistó a las mujeres que “orgasmaron” con más frecuencia, ellas  referían: recibir  sexo oral placentero, estar  satisfechas con su relación, pedir lo que quieren en el encuentro sexual libremente, elogiar a su pareja por algo que hicieron y les gustó, ser pro activas para contactar parejas con fines sexuales, usar lencería erótica y disfraces, probar nuevas posiciones sexuales, recibir estimulación anal con placer, actuar fantasías, incorporar charlas sexy, y expresar con palabras, gemidos y diferentes movimientos, placer durante el sexo.

Las prácticas, que fueron mencionadas como más placenteras e “inductoras del orgasmos” se describen: besos a lo largo del cuerpo “intensos y prolongados” estimulación genital manual y/o sexo oral prolongado, con ritmo y cadencia placentera, caricias en zonas erógenas extragenitales.

Otro dato interesante:

No se presentan diferencias entre los orgasmos alcanzados por masturbación. Es decir, que cuando las mujeres heterosexuales se masturban, alcanzan el orgasmo al mismo tiempo y con la misma frecuencia que los hombres.

Todo esto nos hace pensar que el problema reside en los encuentros entre un hombre y una mujer, heterosexuales ambos, donde no existe el diálogo o es muy escaso, donde no se expresa lo que se siente ni se sabe  pedir.

INVITO A QUE SE  propongan conocerse, auto erotizarse y animarse a abrir el diálogo para poder  disfrutar de la piel, las caricias, de la proximidad cuerpo a cuerpo y de esa química  única que se genera al encontrarse con alguien, que tanto placer da y tantas endorfinas nos regala.