31 de diciembre de 2021

La Posta

La belleza comienza desde adentro

La belleza comienza desde adentro

por

Macarena Mulqui

Lic. en Nutrición. MP: 0070. Creadora de Bio Espacio: Almacén natural, viandas y consultorios nutricionales.

#AlimentaciónConsciente

¡Hola amigos de Revista Che! Aprovechando que nuestra amiga Pachi Tabera recomendó en su columna Bellos pero no tontos “no esperar gualichos mágicos para ver los resultados en la mejora de nuestra piel” y teniendo en cuenta que comenzó el calorcito y nos damos con la sorpresa a la hora de sacarnos los abrigos de cómo esta nuestra piel corporal (estrías, celulitis, edemas, retención de líquido, etc. etc.); vamos a ahondar un poquito en las recomendaciones de pequeños hábitos para repetirlos y cumplirlos a lo largo del año no solamente en los meses de verano.

Violencia
1

Consumir 2 litros de agua por día

Yo siempre les digo a mis pacientes que lavamos la casa, la ropa, el perro, el auto, nos bañamos, y que esta es la manera de limpiar también nuestro cuerpo por dentro. Y que no es lo mismo limpiar con agua que con gaseosas (aunque sea sin azúcar o light). ¡Hagamos sino la prueba con utilizarla para lavar nuestros pisos por ejemplo!
2

Aumentar el consumo de alimentos naturales

Incorporar frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos, semillas, etc. Estos son los alimentos que nos da la naturaleza directamente y que no sufren ningún cambio en la industria alimentaria. Incluir este grupo en las cuatro comidas principales, por ejemplo en Desayunos y Meriendas con jugos naturales, licuados, ensalada de frutas, palta para untar o granolas con mix de frutos secos para acompañar. Y en Almuerzos como en Cenas, siempre acompañar nuestras comidas con medio plato de ensalada (preferentemente crudas - vivas), también podemos incluir brotes, mix de semillas, pasas, etc.
3

Disminuir los alimentos ultraprocesados

Bajar el consumo de los alimentos industrializados, que vienen en paquetes y que su lista interminable de ingredientes cuenta con colorantes, aditivos, conservantes, etc. etc. Si los consumimos, buscar siempre sus versiones bajos en grasas (sin grasas trans), sin azúcar agregada, bajos en sodio, integrales o con algún alimento natural que mejore su composición.
4

Disminuir el consumo de sal

Evitar los alimentos ultraprocesados mejora mucho, pero también intentemos cocinar sin sal utilizando las hierbas aromáticas para saborizar, como orégano, laurel, tomillo, salvia, perejil, cilantro, etc. y evitar los calditos ya sea en cubitos como en sobres.
5

Sumar actividad física a nuestra rutina

Y obviamente que no llegamos a ningún lado con el sedentarismo, así que todos los días 30 minutos de alguna actividad física, aunque sea caminatas.

Seguramente estás pensando “hasta que todo esto me haga efecto se pasó el verano”... pero estos hábitos nos hacen bien no solo para la piel, ¡notarás el impacto en todo tu cuerpo!!!

© 2019 Revista CHE, Implementado por Estudio Da Vinci.