Expectativa Vs. Realidad

Expectativa Vs. Realidad

por

Sofía Achem

Médica. (MP. 3470)
Especialista en Ginecología con orientación en Medicina Sexual.
Docente universitaria.
Los límites existen adentro tuyo ..... las alas también.

#HablemosDeSexoYPlacer

¿Qué necesitamos para tener una vida sexual plena? La respuesta podría ser TODO o NADA….

En la sexualidad, como en muchos aspectos de nuestras vidas, es esencialmente nuestra humanidad la que se pone en juego y, a veces, las expectativas se alejan mucho de la realidad y nos frustramos antes de dar el primer paso.

Conferencia de prensa

Somos seres sexuados hasta el último suspiro de nuestras vidas, pero… no nos pasemos la vida suspirándola y mirándola pasar.

En el sexo no hay reglas UNIVERSALES, entonces vamos a descubrir las propias, las mías, esas que yo necesito para que esto “me haga bien”.

Muchas veces nos hacemos preguntas, nos llenamos de planteos: ¿todo o nada?, ¿necesito estar en una relación o necesito encuentros ocasionales? ¿o ambas? ¿es mejor que seamos muchos, pocos o mejor si estoy en soledad? ¿con  o sin juguetes? ¡cambiemos un poco, hagamos intercambios! ¡me muero si te veo con otro!... Y tantos otros condicionantes por los que regimos nuestra vida sexual.

Vale todo, pero no a cualquier precio:

Dejarse llevar, volar, explorar, proponer, jugar…  siempre y cuando no sintamos que nuestra integridad se vea afectada.

Siempre que hablemos de relaciones entre personas adultas en primer término (SÍ O SÍ), consensuadas, que nos hacen bien, nos dan placer y no dañamos… son señales de que ¡vamos en el camino correcto!

El enemigo número 1 para el placer es comparar nuestras relaciones con “la escena de película” en la que aparecen sólo dos personas, hermosas por cierto, con pieles perfectas (muy claritas), heterosexuales, que se encontraron de casualidad, la pasaron hermoso, se desvistieron super sincronizadamente y llegaron  al orgasmo juntos ¡Sólo con la penetración!!! … y como si fuera poco… se enamoraron y ¡fueron felices por siempre!

Acá hago una pausa, tomo aire y reflexiono ¿vamos a comprar eso? ¿Por qué?

Gracias AL UNIVERSO… ¡LA DIVERSIDAD EXISTE! y todos tenemos un lugar en él. Es cuestión de buscar el nuestro y no desistir en el intento.

¿Querés cambiar algunas cosas, pero no sabes por dónde empezar?

 Si te diste cuenta de que necesitas un cambio, el primer paso ¡¡está dado! ¡No desistas!

Lo segundo sería buscar herramientas que te ayuden en este camino, para esto hay profesionales, psicólogos y médicos, formados en sexualidad.

¿Ya fuiste y no pegaste onda? No bajes los brazos, no es la única opción. Buscá, probá otras alternativas.

 ¡Todos los logros serán siempre de quien no desistió de amanecer! Es uno de los lemas que me gusta aplicar cuando creo que no voy a poder… ¡sigamos amaneciendo!