Emociones Vs. Estados de ánimo

Emociones Vs. Estados de ánimo

por

Jaime Rodriguez Baldiviezo

Técnico Superior en Liderazgo Ontológico. Fundador de BERH. Amante de las artes. Entrenador y ex atleta de selección.

#DesarrollaTuPotencia

He escuchado a muchas personas hablar de emociones y estados de ánimo, pero ¿sabes qué son, cómo nos condicionan, sus similitudes o diferencias?

Conferencia de prensa

Te invito a identificar cinco momentos de estos últimos meses con las siguientes características: tres de ellos tienen que ser de tu agrado y dos de ellos, lo opuesto.

Comienzo yo:

UNO: Un día del mes de enero de este año en el que recibí un cheque, me sentí muy bien porque se me estaba acabando el dinero y ese ingreso vino como anillo al dedo.

DOS: Hace aproximadamente dos semanas me junté a comer con un grupo de amigos aquí en Andorra donde estoy actualmente, hicimos unas empanadas y viví un momento de felicidad muy lindo.

TRES: El tres lo estoy experimentando justo ahora escribiendo esto, me acuerdo de muchos momentos que me gustaría contar ya que son gratos recuerdos y me sonrío a mí mismo, tengo una sensación agradable en el cuerpo.

CUATRO: Unas noches atrás antes de dormir me puse a ver fotos viejas de seres queridos que ya no están, me situé en algunos pensamientos y terminé con una noche de nostalgia y un poco triste.

CINCO: Mi plan para este viaje era seguir visitando países, pero ahora con este virus todo cambió, fueron varios los días en los que experimenté enojo e incertidumbre.

¡Ahora te toca a vos! Si podés escribirlos sería muy bueno, mientras más de tus sentidos pongas en acción, mejor.

Dentro de la multiplicidad de respuestas que vos construiste durante el ejercicio seguramente existieron distintos sentires y pensares, quizás observaciones a momentos precisos o a un conjunto de ellos.

Si alguien leyera mis respuestas posiblemente perciba episodios que pueden ser opuestos entre sí (dentro de la enumeración de los cinco momentos de estos últimos meses), a pesar de ello, si de esas personas les pidiera a las que me conocen que me describan, es probable que todas las respuestas sigan una tendencia (mi personalidad, que puede o no coincidir con los cinco momentos), ya que tengo una forma particular de ser, la cual por distintos hechos puede estar condicionada, sin embargo, repito, estas interpretaciones contribuyen a construir los estados que me caracterizan como persona.

Luego de escribir tus respuestas. ¿Pudiste identificar que existen momentos en los cuales podés tener reacciones repentinas, de golpe cambiar de una u otra forma tu humor, o como te sentís ese día?

Después de identificar lo anterior ¿Pudiste darte cuenta de que independientemente de esos días particulares (tus propios cinco ejemplos) vos tenés tu propia personalidad?

Al parecer somos individuos que estamos expuestos a estímulos, que una vez analizados por nuestra experiencia, presentamos distintos tipos de reacciones, a veces hasta instantáneas, las cuales pueden hacernos actuar de una u otra forma. Independientemente de eso tenemos nuestra propia forma de ser, que nos identifica y forma parte de nuestra personalidad, de nuestra unicidad como seres humanos.

También cabe destacar que nosotros mismos podemos generar esos estímulos accionando en la búsqueda de las reacciones que queremos, por supuesto para nuestros resultados personales, donde a la larga esa sumatoria contribuirá a moldear nuestra forma de ser.

Entonces, ¿Cuál es la diferencia entre las emociones y los estados de ánimo?

Si hablamos de emociones, podríamos coincidir con los ejemplos que enumeramos de esos momentos particulares, los cuales pueden ser consecuencia de algo que sucedió o de algo que buscamos que ocurra. No podemos controlarlas, ni evitar que aparezcan, son reactivas, instantáneas, a lo mejor conoces alguna frase como “no prometas cuando estas feliz y no respondas cuando estás enojado”. Ahora bien, lo que sí podemos hacer es gestionarlas, aprender de ellas, y a partir de esos conjuntos de sentires y pensares habitar en los estados de ánimo que queremos para nuestra vida, los cuales nos llevaran a esos resultados que siempre soñamos.