18 de septiembre de 2021

La Posta

El orgasmo

El orgasmo

por

Sofía Achem

Médica. (MP. 3470) Especialista en Ginecología con orientación en Medicina Sexual.
Docente universitaria. Miembro de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana.
"Los límites existen adentro tuyo...las alas también".

#HablemosDeSexoYPlacer

¿De qué hablamos cuando hablamos de orgasmo?

Para la RAE (Real Academia Española), ORGASMO es: culminación del placer.

Para quienes consulten en Wikipedia :El orgasmo  es la descarga repentina de la tensión sexual acumulada, durante el ciclo de la respuesta sexual, resultando en contracciones musculares rítmicas en la región pélvica caracterizadas por el placer sexual.

Conferencia de prensa

 Desde la sexología, el ORGASMO, forma parte de la respuesta sexual humana.

¿Qué es la respuesta Sexual Humana?

Son todos los mecanismos, biológicos y fisiológicos (principalmente) que se ponen en marcha cuando una persona va a tener un encuentro sexual, ya sea este solitario o con otrxs.

FASES DE LA RESPUESTA SEXUAL HUMANA (Masters y Johnson, mod. Kaplan)

DESEO: la ruta del placer comienza acá, en el órgano más importante para el disfrute sexual: el cerebro, es aquí donde se generan múltiples acciones que nos ponen en “modo erótico”. Pongamos un ejemplo, pensemos en un chocolate, imaginemos su textura, el aroma, el color, si lo preferimos ¿negro o blanco?, ¿relleno de dulce de leche o con almendras? Etc., el hecho de activar nuestro cerebro en darle “vida” a ese chocolate hace que tengamos muchas ganas de comerlo, por lo tanto, lo más probable es que activemos los mecanismos para ir en su búsqueda y degustarlo. Con el sexo y el placer sucede lo mismo.

EXCITACIÓN: una vez que nos activamos y tenemos las luces encendidas, tanto si estamos solxs o acompañadxs comenzamos a sentir que nuestro cuerpo sube la temperatura, nos ruborizamos, los latidos del corazón aumentan la frecuencia, la respiración se acelera y en quienes tienen pene se produce la erección, mientras que en quienes tienen vulva y clítoris se objetiva la lubricación de los genitales externos. Fisiológicamente esto ocurre porque tanto en quienes tienen pene como en quienes tienen vulva y clítoris se produce  una ingurgitación sanguínea , es decir se “llenaron de sangre las estructuras anatómicas “ destinadas a este fin, la gran diferencia es que quienes tienen pene necesitan aprox. 50 cc de sangre en la zona y pueden llegar a estar excitados en 4 minutos, para quienes tienen  vulva y clítoris el tramite fisiológico es un poco más largo y complejo, se necesitan aprox. 500 cc de sangre en la zona perineal , esto lleva un promedio de 20-30 minutos . Sin intención de “cronometrar” o “cuantificar” el sexo, esto nos puede ayudar a acoplarnos mejor cuando decidimos iniciar una relación sexual entre personas con pene y clítoris/vulva.

MESETA : es un estado en el que la excitación se mantiene constante, y creciente, en esta etapa es fundamental que la estimulación sea efectiva y acertada , tanto en el pene , como en el clítoris, los masajes, roces , etc. que los estimulan deben ser direccionados y sostenidos para lograr mantener la excitación y acercarse al orgasmo. Un dato no menor es que no es la vagina la que necesita la estimulación, sino el clítoris, y para mantener el nivel de excitación no basta con un par de toques azarosos o “como al pasar”. La estimulación clitoridea debe ser (ya sea con las manos, con la lengua, un juguete, etc.) sostenida, de intensidad, ritmo, presión, etc. constantes y a medida de quien la recibe, no hay fórmulas magistrales ni únicas.

ORGASMO: como dirían mis primeros maestros en esta especialidad ( en el Hospital Das Clinicas de San Pablo, Brasil) “si tudo vai dar certo, e miuto gostoso”, si logramos que todo lo anterior fluya llega el orgasmo, que es el momento de mayor tensión y desconexión ;de las funciones de control de la corteza cerebral; de la relación sexual, se apagan todas las alertas y controles y vivimos esa sensación que nos estremece el cuerpo entero , la duración del orgasmo es de 4 segundos… leyeron bien: 4 segundos, por lo tanto, si bien es la frutilla del postre, les recomiendo disfrutar de todo el proceso que nos lleva a llegar a este punto cúlmine. El orgasmo se objetiva en quienes tienen pene con la eyaculación , que no es lo mismo pero en general se usa como reparo fisiológico para indicar este momento del ciclo, en lxs que poseen clítoris y vulva se produce contracción refleja rítmica y espasmódica de los músculos que rodean la vagina, puede presentarse en algunas personas lo que denominamos “ eyaculación femenina “ que es la secreción de un material similar al semen, lechoso, consistente, por parte de las glándulas de skene que son vestigios embriológico de las glándulas productoras de los líquidos seminales y/o el squirt (en castellano “chorro”): que es la secreción de un líquido a modo de chorrito por la uretra, no es orina, aunque puede contener algo de la misma diluida.

Conferencia de prensa

Un tema a tener en cuenta es que de los datos que arrojan la mayor parte de los estudios a lo largo de todo el mundo (en parejas heterosexuales) la relación sexual termina con la eyaculación del varón…  para pensar y re plantearnos entonces que muchas veces no se trata de mujeres anorgasmicas  más bien de parejas que no se acoplan para el disfrute mutuo.

RESOLUCIÓN: esta es la etapa placentera, de relax, es decir el placer se vivencia corporal y cerebralmente con más intensidad en esta etapa, es la etapa de recompensa, que deja grabado en nuestro cerebro que “valió la pena” todo lo anterior, y por lo tanto la evocación de esto hará que nuestro deseo se active y volvamos a querer gozar de un encuentro sexual tal como en el ejemplo del chocolate.

Ahora bien, si el encuentro sexual no es placentero y esto se repite en varias oportunidades ocurrirá lo contrario al placer, y quedará en nuestro cerebro el registro del desagrado que nos ocasionan los encuentros sexuales, con lo que el deseo va a disminuir y nuestras ganas de movernos en post de sexo también lo harán.

Hablemos de ORGASMO. Hablemos de sexo y placer.

© 2019 Revista CHE, Implementado por Estudio Da Vinci.