Deseo sexual y fantasías

Deseo sexual y fantasías

por

Sofía Achem

Médica. (MP. 3470) Especialista en Ginecología con orientación en Medicina Sexual.
Docente universitaria. Miembro de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana.
"Los límites existen adentro tuyo...las alas también".

#HablemosDeSexoYPlacer

Las fantasías son un motor para movernos en “modo erótico “, son un poderoso afrodisíaco.

Conferencia de prensa

¿Qué es una fantasía? Es una representación mental de algo que no existe en la realidad, es poder imaginar lugares, sucesos, modos, formas, personas que no necesariamente existen en la realidad, ni tampoco tener fantasías implica querer concretarlas tal cual existen en mi mente.

¿Qué es el deseo? Es “ese algo” que ayuda a mover nuestra voluntad en post de conseguir un objetivo. Es la energía que nos mueve a ser PRO ACTIVOS en función de lo que deseamos (valga la redundancia).

“Las fantasías sexuales son representaciones mentales imaginarias que estimulan y/ o acompañan los actos sexuales. Es una importante actividad erótica que permite trascender la limitada realidad, creando y economizando situaciones que favorecen los deseos, sueños, esperanzas” (Flores Colombino 1997).

Siguiendo esta definición, las  fantasías estimulan nuestra vida sexual.

Muchas personas temen fantasear, o le temen a sus fantasías, porque les resultan “incomodas” o “poco aceptables”.

¿De que tratan las fantasías de las personas según algunos estudios científicos?

Sexo grupal, en general tríos. Según explica el autor del estudio, “el trío “es una fantasía muy frecuente en parejas estables monogamias, la idea de sumar a un tercero, de común acuerdo es una especie de “permiso “para jugar y salir de la monotonía”.

Con situaciones, roles, lugares, novedosos e inusuales. Tener sexo en lugares públicos, parques, playas, en el baño de un bar, usar disfraces, juguetes, etc.

Fantasías de poder y control, dominar o ser dominado, someter o ser sometido. BDSM es un término creado para abarcar un grupo de prácticas eróticas libremente consensuadas.​ Se trata de una sigla que combina las letras iniciales de las palabras Bondage, Dominación, Sadismo y Masoquismo.

Las fantasías no necesariamente se acompañan del deseo de ejecutarse en la vida real, muchas veces sirven para prender la llama y mantenernos en “modo on”, pero al momento de concretar nuestro encuentro sexual lo hacemos de una manera que nada tiene que ver con lo que fantaseamos.

Otras veces, puede ser, que tengamos la necesidad o curiosidad de querer concretar alguna de nuestras fantasías, pero no sabemos cómo darle curso en “la vida real”

Willie Pastore

Algunos tips que nos pueden ayudar


¿Estás en pareja? ¿No sabes cómo encarar el tema?

Todo depende cuan cerca o lejos se encuentre tu propuesta de lo que Uds. están acostumbrados a manejar en la cotidiana, es decir, si el dialogo fluye en la mayoría de los ámbitos y son personas abiertas a los cambios y a las nuevas propuestas, podes ir directamente al grano en el diálogo, cena de por medio, algún buen vino, música (para poner un buen clima a la charla), cómodos y relajados se llega  a mejor puerto.

Puede ser que no tengan diálogo hace mucho tiempo, la relación de afecto sea buena y quieran estar juntos, pero “hablar de sexo y placer”… no se habla, y poco que se practica, en este caso, podes empezar a sugerir la idea de manera un poco más indirecta, por ejemplo ver algún contenido que dispare una charla y vas tanteando cuán preparados están para el diálogo. Te dejo una idea: “SEXO EN POCAS PALABRAS” de  Netflix, es una mini serie que en los dos primeros capítulos (muy breves, 15 minutos de duración aproximadamente.) aborda el tema de las fantasías y la atracción sexual basados en estudios científicos.

¡No te prives de vivir con placer! ¡El sexo con placer es posible siempre!