31 de diciembre de 2021

La Posta

Conocernos un poco más, para cuidarnos un poco mejor

Conocernos un poco más, para cuidarnos un poco mejor

por

Macarena Mulqui

Lic. en Nutrición. MP: 0070. Creadora de Bio Espacio: Almacén natural, viandas y consultorios nutricionales. Tienda online: www.tubiotienda.com.ar

#AlimentaciónConsciente

¡Hola amigxs de revista CHE! Hoy quiero hablar de hábitos saludables pero con otro enfoque. ¿Por qué cambiaría mis hábitos? ¿Qué significa para mí cambiarlos? Poder hacer  las paces con el amor propio y con mi historia. ¡ESTX SOY YO!

Violencia
Autopercepción

Me gustaría que pienses en VOS ... ¿quién soy? (somos muchas cosas), "¿qué me gusta hacer?" (el hacer está relacionado también con mis posibilidades y/o limitación), "¿de qué disfruto?" (esto está relacionado con mi niñez, a que me gustaba jugar, que me divertía. Estas preguntas vienen relacionadas también a la consciencia de mi cuerpo, el autoestima y la salud.

Construir la salud es acompañarte en el proceso del buen vivir.

Cuando llega un paciente al consultorio (más o menos motivado) me gusta saber que tengo al frente a una persona que quiere estar, sentirse y vivir mejor, y que como profesional disfruto de poder acompañar en este proceso. Pueden llegar derivados por un médico, asustados por unos análisis u obligados por algún familiar o simplemente quieren estar mejor pero lo importante es que empecemos....

1- Tomando consciencia de nuestro cuerpo, cómo estoy (acá podemos evaluar peso, cheque médico, análisis), cómo me siento (con qué sintomas convivo), cómo me conecto con mi bienestar y qué hago para lograrlo.

2- Cómo es mi día a día, cómo alimento mi cuerpo (que comidas hago, que me gusta comer, cuáles son mis debilidades), como me hidrato (retengo líquido, orino bien, etc.) y como lo exijo (desde lo laboral, lo social, la actividad física, el descanso)

3- ¿Qué hago en el día por MI, alguna actividad física, ver algún amigo, leo, pinto, bailo, de que disfruto?

4- Cómo organizo mis comidas y mi rutina, qué tiempo le dedico a pensar en mis hábitos.

Para cuidarnos tenemos que cambiar los hábitos que nos alejan de la salud.

Si tenemos en cuenta nuestra carga genética versus nuestros hábitos y su impacto en nuestra SALUD, podemos culpar en un porcentaje muy chico a la genética y la gran mayoría se la llevan nuestros hábitos, esto hablando de patologias como la diabetes, las cardiopatías, algunos tipos de cáncer, etc. etc. Por eso la importancia de tener unos buenos hábitos de vida para mejorar nuestra calidad de vida.

Y todo esto viene de la mano con la Alimentación Emocional, ese vínculo tóxico con los alimentos, como una adicción a los mismos. Cuando utlizamos los alimentos para evitar sentir algo, para manejar un sentimiento o para autoagredirnos. Por eso hoy no hablamos de cuál es el alimento más saludable, sino de mi relación saludable con los alimentos, sean esto saludables o no. Porque también se ve (post pandemia mas aun) una obsesión por diferentes tipos de dietas y un fanatismo y extremismo en cumplir todo al pie de la letra, y aunque sean dietas súper saludables lo que no está siendo saludable es cómo me relaciono con este tipo de alimentos, para qué utilizo todo esto.

Esa es la alimentación que me aleja de mí y que me hace perder mi libertad y
"el difícil equilibrio entre el placer por la comida y el placer de sentirme bien".

Entonces puedo preguntarme desde dónde como, dónde lo como, por qué lo como y qué espero de dicho alimento. Y para esto puedo hacerme varias preguntas: ¿A qué alimento recurro cuando estoy mal emocionalmente? ¿qué alimento consumo en grandes dosis sin poder parar?

Con esta nota te invito a la introspección, a pensarme a mí y mi relación con mis hábitos. Y desde allí como punto de partida, comenzar lentamente como siempre planteamos con objetivos simples, medibles, adecuados y concretos.

Y desde allí comenzar el camino del buen vivir, agradeciendo la vida y disfrutándola para poder vivirla plenamente.
© 2019 Revista CHE, Implementado por Estudio Da Vinci.