Bellos pero no tontos

Bellos pero no tontos

por

Pachi Tabera
31 años
Abogada
Delegada de la Asociación UCU Jujuy

#ConsumidoresInteligentes

Nos encontramos viviendo en una sociedad de consumo, donde los genios del marketing con sus pegadizas publicidades básicamente nos llevan puestos. Nos hacen un importante lavado de cerebro. Taladrándonos a diario con jingles, roll models, pasiones, deseos y demás artilugios seductores, para que al final del día estemos convencidos que NECESITAMOS ESO QUE VENDEN.

¿Y qué es lo que venden? ¡No importa! Solo importa que lo necesitemos con locura y que lo paguemos sin hesitar.

Bueno, en éste afán que tengo de que nos volvamos consumidores inteligentes y pensemos en nuestro propio beneficio y no en el beneficio de estas empresas multimillonarias, otra vez pongo bajo la lupa a la Industria Cosmética. Por lo que ahora procederé a detallarles qué productos son un verso (… y gestito de soltando el micrófono).

Imagen: Telemundo
  • Exfoliante para labios:

Un pequeño tarro con un exfoliante que tiene gusto a miel y frutos del bosque que promete eliminar la piel muerta de los labios. Ello acompañado de buena publicidad con una boca pulposa, de textura suave, aterciopelada y digna del mejor de los chapes, genera en nuestro cerebro la sensación de que gracias a ése producto seremos dignos de que nos bese Maluma (o el/la que más te guste).

Pero nobleza obliga aclarar que, la piel de los labios es sumamente delicada, porque es mucho más finita que la piel de otras zonas de nuestro cuerpo, por eso es que no requiere del uso de exfoliantes con frecuencia ya que eso la dañaría.

Como mucho se recomienda exfoliar tus labios cada dos semanas, pero para ello no necesitas un exfoliante “para labios” específicamente hablando, sino que se recomienda que  utilices un exfoliante facial directamente que podrá eliminar las partículas secas del rostro entero, incluidos tus labios.

Aún así, suponiendo que de verdad tengas los labios súper resecos, lo mejor sería acudir al dermatólogo y no luchar con un exfoliante contra éstos síntomas, ya que podrías estarte perdiendo de tratar un problema más de fondo y que estaría comprometiendo la salud de un órgano tan importante como la piel (el órgano más extenso del cuerpo humano, nada menos).

  • Shampoo anti-edad o anti-canas:

Algunas marcas de cosméticos afirman que el cabello también envejece y, por este motivo, proponen utilizar sus shampoo anti-edad especiales para combatir los efectos del paso del tiempo. Pero, si por "envejecimiento" lo que entendemos es la aparición de las canas en el cabello, te cuento que ningún shampoo podrá luchar contra ellas, ya que en primer lugar depende de tu genética. Y, si entendemos al envejecimiento del cabello como sinónimo de tener el pelo reseco, apagado y quebradizo, ello se resuelve con un buen cuidado y una nutrición adecuada.

Por ende, Ninguno de los dos males del paso de la edad se resuelve con éstos productos que prometen devolver la juventud a tu pelo como si fuera el elixir que Meryl Streep toma en la película La Muerte Nos Sienta Bien, sino que lo mejoramos con cualquier shampoo nutritivo de calidad.  ¡No flasheen!

  • BB Cream, CC Cream y DD Cream:

Todo este chamuyo comenzó con la BB Cream. La cual es un producto que utilizaban las japonesas con el objetivo de dar uniformidad al color del rostro, disimulando pequeñas cicatrices e imperfecciones, así como preparar la piel para la aplicación de la base de maqullaje. Al entrar en el mercado europeo, las cremas Blemish Balm (bálsamo para imperfecciones sería la traducción) se ganaron los corazones de los coquetos y coquetas.

Ni lentos ni perezosos los voraces expertos en marketing inventaron cremas todavía más sofisticadas y multi-función llamadas CC Cream (Color Control) y DD Cream (Daily Defense). Pero todas estas cremas son simplemente una  base de maquillaje o un producto de corrección de color. Éstos tipos le agregan una Factor de Protección Solar y ya le aumentan el precio y te lo venden como un producto distinto… y hasta te chamuyan que necesitas las 3 tipos de cremas cuando en realidad cumplen el mismo fin y, hasta cualquiera de las 3, puede ser reemplazada por una base de maquillaje de calidad, que también contiene hidratantes, FPS y demás gualichos.

  • Cremas para las estrías:

Las estrías blancas en los muslos o en cualquier parte del cuerpo llenan de complejos a muchos, por lo que los productos que prometen deshacerse de ellas cargan de ilusiones a los consumidores y colman sus estantes. Pero, desgraciadamente, ninguno de ellos funciona realmente.

Las estrías en ése nivel de avance pueden ser eliminadas únicamente con la ayuda de procedimientos cosméticos en gabinete. Y para que sepas, si usas esas cremas como prevención te cuento que reducir el riesgo de aparición de estrías es posible manteniendo una piel bien hidratada en general, es decir con una buena crema nutritiva, manteca de cacao y tomando agua. Corta.

  • Cremas anti-edad:

Yo sé que la foto de la diosa de Julia Roberts o del potro de Pierce Brosnan en las publicidades de las cremas anti-arrugas te hace creer cada palabra, pero lamento contarte que por desgracia, ningún suero o crema es capaz de hacer frente a las arrugas, por lo que toda la industria de los cosméticos anti-age solo te puede ofrecer un poco de prevención y buena hidratación. La eliminación de las arrugas que ya tenemos, solo se puede lograr con cirugía plástica.

Por eso es que gastar fortunas en cremas anti-arrugas no vale la pena, ya que es simplemente un hidratante que puede ayudar a evitar arrugas futuras al mantener tu piel humectada, cosa que también podes hacer con cualquier otra crema genérica de calidad, tomando agua regularmente y con una buena alimentación.

  • Shampoo 2 en 1:

Para arrancar te cuento un toque de química básica: el shampoo, cuyo principal objetivo es limpiar el cabello y el cuero cabelludo, tiene un ambiente alcalino débil, mientras que el acondicionador, por el contrario, “engrasa“ nuestro cabello, llenando su cuerpo y nutriéndolo. Es por eso que se recomienda lavar con shampoo solo las raíces del pelo y aplicar el acondicionador únicamente en el largo del mismo.

Ahora, ¿entienden por qué es cualquiera un producto que combine estas dos propiedades?, es simplemente un imposible desde el punto de vista químico. Por ello, un “shampoo 2 en 1″ es solo un shampoo normal y corriente. Una vil mentira. Eso sí, sale un 50% más que el shampoo normal y un 50% menos que comprar shampoo y acondicionador por separado, ahí está el truco.

  • Mascarilla para el pelo o baño de crema:

Aquí otro verso. La mayoría de las líneas de cuidado del cabello cuentan con tres productos insustituibles: shampoo, acondicionador y baño de crema. Pero la verdad verdadera es que las sustancias del baño de crema o mascarilla capilar son las mismas que las del acondicionador, solamente que están un poco más concentradas y por eso es que se propone su uso solamente un par de veces a la semana.

Por lo tanto, si utilizas el acondicionador de manera regular podés tranquilamente prescindir del baño de crema, o al revés, usar el baño de crema un par de veces por semana y no usar acondicionador. Además, sobre-engrasar el pelo no es que lo “nutre” más sino que lo ensucia más.

  • Tinturas para el pelo con efecto “acondicionador”:

Cualquier tintura contiene sustancias agresivas, esa canción nos la conocemos todos, ya que abren la estructura del cabello, de lo contrario no podría cambiarse el color del mismo. Partiendo de ésta premisa, cabe decir que todas las sustancias acondicionadoras en su composición no son más que otra estrategia de marketing. El cabello teñido perderá su "calidad" sí o sí culpa del agresivo tinte que utilizamos, y éstos aditivos acondicionadores podrán disminuir, como muuucho, parte de ése efecto dañino. Nada ¡tampoco es para alocarse!

En conclusión, a veces la mejor receta para ser bellos es a partir de hábitos saludables: tomar dos litros de agua diarios, buena alimentación, evitar el sedentarismo, higiene sin gualichos mágicos y cremas humectantes regulares. No hay Piedra Filosofal, aún.

Yo sé que la foto de la diosa de Julia Roberts o del potro de Pierce Brosnan en las publicidades de las cremas anti-arrugas te hace creer cada palabra, pero lamento contarte que por desgracia, ningún suero o crema es capaz de hacer frente a las arrugas, por lo que toda la industria de los cosméticos anti-age solo te puede ofrecer un poco de prevención y buena hidratación".