31 de diciembre de 2021

La Posta

¡Adultos desorganizados!

¡Adultos desorganizados!

por

Luciana Armatta

Lic. en Psicología. Neuropsicóloga. Doctoranda en Neurociencias Cognitivas Aplicadas.

Mi cerebro y yo

¿No comenzaste a leer la columna y ya te sentís identificada/o? ¿Tenés dificultades para organizarte? ¿Te proponés hacer mil cosas pero pocas lográs terminar? ¿Esto te genera frustración y enojo con vos mismo?

En la columna de hoy vamos a tratar este tema tan común en los adultos en edad activa, vamos a diferenciarla de lo que puede ser un trastorno y vamos a tratar de proponer algunas estrategias para hacerle frente a esta desorganización.

En la actualidad el mundo, la vida, la sociedad tienen un ritmo que nos exige constantemente que seamos veloces en todo lo que hacemos, rápidos y productivos para permanecer en el sistema. Esto ha generado y ha exacerbado la tendencia al Multitasking.

El Multitasking o multitareas, es la tendencia a hacer varias cosas a la vez, intentando prestar atención a todas al mismo tiempo e intentar hacer todas con éxito. Atendemos el teléfono, respondemos un mail, tomamos un café, cocinamos, respondemos al pasar las preguntas de nuestros hijos y tenemos en mente lo que hace falta para ir al super hasta que intentamos llegar a anotarlo. Se trata de economizar y hacer más cosas en menos tiempo.

Esto que muy pocas veces nos hace sentir eficientes, la mayoría de las veces nos genera un enorme estrés, expectativas poco realistas sobre nuestros logros y capacidades, ya que nos ponemos objetivos muy altos, por lo tanto luego viene la frustración y la ansiedad de no haber podido lograr realizar todo lo que nos propusimos.

En el intento de realizar varias cosas a la vez y de diferente índole, queda la casa desordenada, el trabajo a medias, las cosas de los chicos sin cumplir, las listas interminables de cosas por hacer sin hacer, en el caos se pierden objetos, perdemos más tiempo buscándolos y llega el final del día con una sensación de que dí vueltas todo el tiempo intentando hacer mil cosas y no terminé nada. Entonces la lista para el otro día es más grande porque voy arrastrando tareas.

Esta sensación de sobrecarga genera mucho mucho estrés y ya sabemos lo que el estrés provoca en nuestro cerebro.

Violencia

Para hablar del tema de manera correcta vamos a ver de dónde viene esta desorganización. Los Lóbulos Frontales son el director de orquesta del cerebro, el puesto de mando del cerebro. La Corteza Prefrontal es la que establece planes y objetivos, selecciona las habilidades necesarias para implementarlos, y las aplica en el orden correcto. Luego esta corteza evalúa el éxito o fracaso de nuestras acciones en relación a nuestras intenciones.

Los humanos somos proactivos, miramos para adelante, estamos impulsados por objetivos, planes, aspiraciones y ambiciones. Todas estas potencias cognitivas dependen de los lóbulos frontales y evolucionan con ellos. (E. Goldberg, El Cerebro Ejecutivo, Ed. Drakontos, Año 2001).

Entonces si hace más de 6 meses que detectas una desorganización importante en tus tareas, espacios y tiempo, puede que la corteza prefrontal no esté funcionando como debiera. ¿Y Por qué puede pasar esto?

Las causas pueden ser variadas pero vamos a plantear dos líneas, una, la línea del adulto que trata de vivir al ritmo que nos exige esta vida, como dijimos anteriormente, cumplir con todas las exigencias, hacerlo de manera veloz, se estresa y se desorganiza. En este caso no habría una patología sino una cuestión situacional, que podría resolverse con estrategias y la implementación de elementos que nos ayuden a organizarnos.

Repasemos entonces las características del Adulto Desorganizado:

  • Facilidad para distraerse y cambiar el foco de atención
  • Mala administración del tiempo, no alcanza
  • Desorden en sus espacios, acumulación
  • No hay planificación del día a día
  • Lista de tareas interminables
  • Expectativas irreales sobre su cumplimiento
  • Proyectos sin concluir
  • Inician actividades (gimnasia, cursos) y quedan a medias
  • Pérdida de objetos
  • Dificultad para tomas decisiones

La otra línea sería la del Adulto con Trastorno de Déficit de Atención (TDAH) con o sin Hiperactividad, en este caso estamos hablando de una patología, que puede diagnosticarse en la niñez y continuar en la adultez o también puede aparecer en la adultez. Estos adultos se caracterizan por sentirse incomprendidos, manifiestan varios síntomas emocionales y conductuales, como ansiedad, impulsividad, falta de autocontrol, su desorganización impacta en su calidad de vida. Sienten que arrastran un problema a lo largo de su vida, como aparentan funcionar normal nadie les ha podido explicar que es lo que les pasa. Presenta fracaso académico y laboral, también afecta en sus relaciones personales.

En el caso de sospechar que podamos padecer de (TDAH), es necesario consultar con un profesional para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuado.

Violencia

¿Qué podemos hacer con nuestra Desorganización?

“El desarrollo de habilidades organizativas reduce considerablemente el estrés”

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA ORGANIZACIÓN ( no es necesario utilizar y hacer todo, puedo elegir lo que más me sirva para mi estilo de vida)

  • Utilizar Agendas en papel o electrónicas que me permitan organizar mis actividades día por día, ver los días que siguen y planificar mis tareas.
  • Utilizar un Calendario grande en un lugar de paso del hogar para anotar actividades importantes para no olvidar como cumpleaños, citas, turno médicos, esto me permite anticiparme, y prepararme con anterioridad, y que no me agarre de sorpresa y hacer las cosas de manera apresurada y a último momento.
  • Utilizar las alarmas del celular como aviso de tima de medicación, turnos, citas o días especiales o importantes.
  • Jearaquizar y Priorizar, establecer un orden de importancia acerca de lo que es necesario hacer en lo inmediato y lo que puede esperar.
  • “NO TODO TIENE LA MISMA IMPORTANCIA”
  • Realizar una actividad a la vez cuando la tarea requiere esfuerzo cognitivo de mi parte, puedo tejer y ver una película pero una actividad es automática (tejer). No puedo prestar atención a dos actividades o estímulos exigentes a la vez.
  • Dividir las tareas en pequeños pasos en caso de que sean complejas o a largo ´plazo.
  • Realizar Listas de tareas realistas, intentar no pasar a una nueva actividad hasta terminar la anterior.
  • Ser flexible, estar dispuestos a cambiar los planes y modificar nuestros objetivos de acuerdo a las demandas del ambiente y de nuestros procesos internos.
  • Chequear los resultados de lo realizado.
  • Tachar en la agenda, calendario o lista o que ya se hizo, genera mucha satisfacción.

Bueno los invito a que prueben algunas de estas técnicas y vemos si nos organizamos. ¡Hasta la próxima!

© 2019 Revista CHE, Implementado por Estudio Da Vinci.