"Nos consideramos unos solucionadores de problemas"

"Nos consideramos unos solucionadores de problemas"

por

Raquel Abraham

Periodista. Jujeña y apasionada de mi provincia.

#Sociedad

La delegada regional de UCU Jujuy, Patricia Tabera, explica cómo logran sortear obstáculos burocráticos para proteger y garantizar los derechos de los consumidores.

Raúl Argüello

Los consumidores y usuarios de bienes y servicios gozan, en el ejercicio de sus relaciones de consumo, una serie de derechos que están reconocidos en la Constitución Nacional y amparados por la Ley 24.240, de Defensa del Consumidor. Sin embargo, la abogada especialista en Derechos del Consumidor, Patricia Tabera, asegura que “los consumidores son el eslabón más delgado de la cadena de comercialización”. Refuerza esta premisa, recordando que en una asamblea de Naciones Unidas (1962), el presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, admitió que si bien los consumidores conformaban el grupo social más grande del mundo, era el menos tenido en cuenta.

La certeza de vulnerabilidad de los consumidores en general y de los jujeños en particular,  llevó a Patricia a crear UCU (Usuarios y Consumidores Unidos), delegación Jujuy, una ONG destinada a proteger a consumidores gratuitamente. Junto a sus tres mejores amigos y colegas, Federico Singh, Lorena Singh y Luis Navarro, quienes “por suerte” – asegura – nunca le dicen que no, decidieron lanzarse en este emprendimiento de asistencia legal.

El objetivo de UCU es que todos aquellos conflictos que no se concilian entre las partes, sean llevados a la Justicia. “Antes esto no ocurría, porque la ecuación económica de qué sale más caro: el collar o el perro, pagarle a un abogado, a veces no valía la pena”, ejemplifica Patricia. “Entonces quisimos desterrar esa ecuación económica y hacer algo totalmente gratuito, cosa de que los problemas que no se concilien, sean justiciables, y eliminar el limbo de la muerte, donde te quedas con el abuso”, explica.

Es así que estos cuatro amigos abogados, inspirados en facilitar los vaivenes burocráticos y judiciales a los consumidores, abrieron las puertas de UCU en septiembre de 2016. “Fue un martes 13, a propósito, como anti cábala”, recuerda Patricia divertida.   

¿Por qué se vulneran tanto los derechos de los consumidores? ¿Por falta de conocimiento o porque es fácil vulnerarlos?

Es fácil vulnerar al vulnerable. Recordemos que el consumidor es el eslabón más débil de la cadena de comercialización. Ya de por sí es tentador por parte de los abusivos. Y lo que pasa en Jujuy también es la falta de conocimiento, la educación específica al respecto y la falta de jerarquización del ciudadano en sus derechos: falta empoderamiento respecto del reclamo y el respeto que se merece. Esto era cultural y en UCU hemos tenido estos tres años una evolución en ese sentido. En nuestra página y nuestras redes, la gente comenta y se arenga. Antes la gente era más tímida y no sabía si tenía derecho a reclamar.

Muchas veces el desgaste burocrático frena al consumidor a realizar la denuncia, ¿no?

Si, las empresas abusivas diseñan una atención al público absolutamente desgastante para que vos quiebres en algún momento. Esto genera una plataforma súper desgastante que vulnera el trato digno de las personas y terminan teniendo éxito en algún sentido, porque es un imposible, es una lucha bizantina hacer un reclamo.  Ellos mismos te van enredando y ensortijando. Lo que hace UCU es: “corto por lo sano”. Hace un reclamo extrajudicial, como para que el juez no entienda que estamos haciendo industria del juicio y que primero hubo una intención de conciliar. Yo particularmente tengo poca paciencia: no me completan el plazo, demando. En 2016 cuando arrancábamos, como no nos contestaban, demandábamos más. Ahora en 2019 me contestan de movida. Vamos generando la fama de que “si no les contestas a estos pibes, a las dos semanas te meten la demanda”.

Las empresas abusivas diseñan una atención al público absolutamente desgastante para que vos quiebres en algún momento". 

Por lo general, ¿ganan los juicios que inician?

No hay juicios ganados porque tienen un montón de instancias. Y es por eso que tratamos de ser súper prolijos y ultra exigentes porque siempre se pueden cometer errores. Entonces no decimos que hay un juicio ganado, pero un dato duro y real: en estos tres años no perdimos ningún juicio. Cuando los juicios son ‘border’, son muy analizados por nosotros cuando viene el consumidor a hacer una propuesta. Nosotros, por ejemplo, con el tema de planes de ahorro, le metimos seis meses de estudio antes de hacer una demanda. No queremos ser monos con tijera, que vamos a ir por Tribunales planteando cualquier cosa. Valoramos mucho el respeto que nos tienen, tanto los medios, la gente y los jueces. No queremos defraudar a nadie: ni a los jueces, que lean cualquier verdura, ni a los consumidores, que ponen en nuestras manos sus problemas (porque en definitiva es entregarnos algo que los angustia), ni a la sociedad en general, que nos ve como una voz respetable. Cuidamos mucho y analizamos los casos exhaustivamente: queremos que las demandas no tengan ni errores de tipeo.

Cuando el conflicto no llega a juicio, ¿cómo se resarce al damnificado?

Se firma un convenio. Muchas veces los problemas son simples, como que la inmobiliaria no le entrega a la persona un pagaré en blanco que firmó cuando se fue de la vivienda. Ahí es algo muy puntual: dame el pagaré y nos desentendemos. Se resuelve extrajudicialmente cuando son problemas simples, pero con la misma fuerza legal que judicialmente. Firmamos un convenio y un acuerdo, y se pone un plazo. Si no se cumple ponemos la demanda de ejecución de convenio. Con las empresas tenemos tolerancia cero, porque cuando la persona llega a UCU, llega muy desgastada, son pocos los problemas que vienen verdes. La mayoría ya han deambulado meses por distintos organismos, audiencias, hace meses que están con esta pelotera. Cuando llegan yo no les quiero meter cuatro meses más de desgaste  y trámites administrativos que no necesitan, porque tenemos nuestro propio procedimiento interno.

 

Yo particularmente tengo poca paciencia: no me completan el plazo, demando". 

¿Cómo actúa UCU en casos de denuncias de ciberdelitos, teniendo en cuenta que nuestro Código Civil y Comercial está todavía muy atrasado en este sentido?

Hay un ejercicio que se llama diálogos de fuentes. Y esto ya está en el nuevo Código Civil. Tenemos un marco normativo muy floreado, en Argentina lo que más sacan, son leyes. Me parece que los chicos deberían hacer más asados y menos leyes, porque nos complican a los abogados. Acá tenemos leyes que se contradicen y lagunas legales también. Entonces en casos de delitos cibernéticos hay que hacer el ejercicio de agarrar un caso particular, aplicar la normativa que es más favorable es al consumidor, y cuando vamos a tribunales, nosotros desde UCU siempre le damos al juez la solución jurídica aplicable. Le damos las cosas pre masticadas, porque tampoco queremos desgastar al órgano jurisdiccional. El juez por supuesto se puede apartar o no, o tener un criterio superior, pero nosotros no vamos desnudos para nada. Nos consideramos, no unos peleadores, sino unos solucionadores de problemas.

Contacto:

UCU Jujuy atiende al público los viernes de 9 a 13 y de 18 a 20 hs. en Senador Pérez 154, 1° “D”. También tienen cuentas de UCU Jujuy en Facebook, Twitter e Instagram.