27 de octubre de 2021

Almacén

Moriana Abraham: “El diseño sustentable es el paradigma del futuro”

Moriana Abraham: “El diseño sustentable es el paradigma del futuro”

por

Raquel Abraham

Periodista. Jujeña y apasionada de mi provincia.

#Moda

La hilandería Warmi firmó un convenio de vinculación empresarial y académica con la Universidad Nacional de Córdoba. Diseño e identidades regionales se funden para crear prendas innovadoras.

Diseño de autor

El Curso de Posgrado en Diseño de Indumentaria de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Nacional de Córdoba firmó un convenio de vinculación con la Hilandería Warmi de Jujuy, para lograr un trabajo conjunto entre los estudiantes del posgrado, y cuatro marcas cordobesas de indumentaria. La consigna es utilizar las diferentes fibras provistas por Warmi y experimentar diseños creativos e innovadores, que puedan generar vínculos empresariales y fortalecer los lazos territoriales y culturales entre Córdoba y Jujuy.

La ideadora de esta fusión Universidad-Empresas es la diseñadora industrial cordobesa Moriana Abraham, quien es además la coordinadora del curso de posgrado. De visita en Maimará, junto a su familia, Moriana se muestra entusiasmada por el crecimiento del diseño local-regional y por el presente y futuro de la moda argentina.

- ¿Cómo surgió la vinculación académica y empresarial con la Hilandería Warmi?

- El acercamiento con WARMI fue una especie de obsesióin mía. Tengo familia en Jujuy, viajo seguido, y vi las mantas de Hilandería Warmi en un negocio. Siempre quise conocer la hilandería. El año pasado, Nicolas Zárate, diseñador y empresario conocido de Jujuy, dueño de HUMAHUÁ, me contactó y ese contacto termino una visita a la Hilandería, ahí conocí al gerente, Gastón Aróstegui, y él fue muy amable. Ahí me pasó algo muy importante. Cuando voy a la Hilandería, y hacemos todo el paseo (yo estaba con mis hijas y mi marido) nos empieza a contar que él tenía el concepto de comercio justo, con las tejedoras y los empleados. Me los presenta a todos, nombre por nombre, todos en blanco, me cuenta cómo trabajaban, como compraban la lana.

- ¿Te gustó su filosofía empresarial?

- No, se me llenaron los ojos de lágrimas cuando vi que había un empresario en un lugar, que realmente estaba haciendo lo que yo leía en los libros y pregono, pero que no veía en ningún lado. Por supuesto que no se puede lograr por completo todavía, más en un país como el nuestro, que está en vías de desarrollo y que tiene una economía tan cambiante. Entonces hacer estas cosas suena medio quijotesco, la gente piensa: está loco. Me interesó trabajar con Warmi porque es un proyecto industrial, comercial, social y empresarial completo. No solo le importa ganar, sino que ganemos bien, ganemos todos y hagamos un producto de calidad”, explica Moriana.

- ¿Quiénes pueden cursar el posgrado de Diseño de Indumentaria y cómo es la modalidad de cursado?

- Comienza el 12 de abril, es presencial, se dicta cada 15 días, viernes a la tarde y sábado a la mañana durante cuatro meses. El posgrado es muy amplio. Los contenidos están enfocados a la gente que se dedica al diseño de indumentaria en general, no solo al diseñador. Pueden participar los comunicadores que trabajan con la moda, los emprendedores, productores, los que vienen del arte, el diseño gráfico, la arquitectura, economía, marketing, publicidad. Está dirigido a los profesionales que necesitan saber más lo puntual de la indumentaria. El posgrado tiene un eje, que es el diseño sustentable, que para mí es el paradigma del futuro en el diseño. Estamos malgastando los recursos.

Me interesó trabajar con Warmi porque es un proyecto industrial, comercial, social y empresarial completo". 

Ana Alcoba
Diseño de autor

Diseño: Fusionar identidades

El año pasado fue la primera experiencia de vinculación de la Universidad y la Hilandería Warmi: “Yo seleccioné cuatro marcas conocidas de Córdoba, insertas en el mercado: una de indumentaria masculina alternativa, otra tradicional y clásica femenina, otra de diseño de autor y contemporáneo y otra de diseño de marroquinería. Me parecía que el material de hilandería podía funcionar en esos productos”, cuenta la docente.

Luego los diseñadores trabajaron con un equipo de seis estudiantes y diseñaron una prenda con materialidad de Warmi, pero con la identidad de cada marca cordobesa. Para eso se trabajó primero en una investigación sobre qué representaba la marca en Córdoba y a nivel nacional, y luego aplicaron la materia prima de Warmi.

- ¿Cómo fueron los primeros resultados? 

- Para mí el resultado a nivel diseño fue genial, y a nivel experiencia fue muy bueno. La primera emoción fuerte fue cuando una diseñadora me dijo: “Moriana es la primera vez en 8 años que yo puedo conocer la trazabilidad del producto”. Esto va desde quién esquiló la llama hasta el producto que llega a tus manos. Porque las telas que comprás en Argentina vienen de afuera, no sabés cómo están compuestas ni de dónde vienen. En cambio nuestros estudiantes sabían qué material tenia, cómo, había sido tejido ¡faltaba conocer el nombre de la llama! El concepto de trazabilidad en la producción tiene que ver con la sustentabilidad y tiene que ver con luchar contra los talleres clandestinos. Saber quién lo produce y quién lo fabrica, (que es lo que se está trabajando a nivel mundial), es lo que estamos fomentando. Es importante, cuando comprás algo, saber quién lo diseñó, de dónde proviene la prenda y el valor agregado que tiene.

- ¿A qué conclusiones arribaron?

- Me interesó que mis estudiantes conozcan que existe Jujuy, y también aportarle a Jujuy la posibilidad de decir, “miren lo que se puede fabricar con sus telas”. Que no es que no lo sepan, pero cuando hicimos la presentación final, cada marca presentó un prototipo de sus prendas. Gastón estaba asombrado porque con una de las telas que ellos no valoran tanto, se habían hecho unas prendas buenísimas. En Córdoba tenemos otras temperaturas, y las utilizamos de otra manera.

- ¿Los cordobeses pudieron conocer los productos diseñados?

- Sí. Participamos en la Muestra Núcleo, que se hace todos los años en Córdoba y que es de diseño en general. Ellos nos ofrecieron un espacio para mostrar la producción y pudimos ver lo que opinaba el público en general. Había gente que se quería comprar la ropa, pero solo son prototipos. Igual, la idea es que surja una vinculación empresarial, pero eso ya nos excede como Universidad.

Es importante, cuando comprás algo, saber quién lo diseñó, de dónde proviene la prenda y el valor agregado que tiene".

 

“Hay que volver a la coherencia en la moda”

Por último, charlamos con Moriana sobre su visión sobre la moda, los mandatos, la globalización y la participación que tenemos los consumidores a la hora de elegir qué ponernos.

- ¿Vos crees que hoy la moda sigue siendo dictatorial, o se va adaptando a las necesidades del consumidor y es más libre?

- Yo te digo lo que yo quiero. Creo que la moda sí está perdiendo un poco de vigencia como bajada de línea directa y concreta, que si no te pones esto no existís o no formás parte de…Eso quizá sucede en la gente más joven o en determinado grupo: esa gente que solo va y compra lo que está en el shopping. Creo que está creciendo el desarrollo del diseño local y regional. Yo consumo algunas marcas del shopping, me encantan los jeans Levi’s, que los compro siempre. Pero consumo mucho diseño de autor cordobés y he descubierto que la calidad de los productos es muy buena. Me siento cómoda, trabajo mucho en la calle. En Córdoba uno no vuelve a la casa, a diferencia de acá. Tenés que tener una prenda que te aguante todo el día, que no se te arrugue, que te quede bien y que te puedas “tunear” para una reunión. Creo que en Argentina, en estos últimos años, se está dejando un poco de lado a la moda como mandato. Obviamente que la gente, y más en las ciudades grandes, compra donde le queda cómodo y cerca, y lo que le permite el bolsillo, pero yo creo que hay que animarse un poco y romper con el mito: ni todo lo que viene de afuera es bueno, ni todo lo que se hace acá es bueno, pero tampoco malo. Hay cosas de muy buena calidad, hay ropa que viene de afuera que es malísima. Hay que prestar atención a varias hilanderías, como las de seda. Hace 60 años Argentina fue muy fuerte en la producción de seda. Esos son materiales nobles que tienen que ver con nuestra región, nuestra identidad y nuestro clima. Acá en Jujuy, si no tenés una buena manta en invierno, te morís de frío, es coherente. Creo que hay que volver a la coherencia.

Creo que en Argentina, en estos últimos años, se está dejando un poco de lado a la moda como mandato". 

© 2019 Revista CHE, Implementado por Estudio Da Vinci.