El Hospital San Roque se moderniza para una mejor atención

El Hospital San Roque se moderniza para una mejor atención

por

Raquel Abraham

Periodista. Jujeña y apasionada de mi provincia.

Fotos: Prensa Jujuy

#Salud

A través de un ambicioso proyecto de refuncionalización integral, el hospital más antiguo de Jujuy se pone a tono con las exigencias del siglo XXI. Además, inauguró un gimnasio intrahospitalario para que el personal de Salud pueda disfrutar de una “pausa activa”. 

Autoridades recorren el Hospital
Autoridades recorren el Hospital

El Hospital San Roque es un símbolo de nuestra provincia. No solo por la excelencia médica y sanitaria que lo ha caracterizado durante más de siglo y medio, sino también  por su riqueza histórica y arquitectónica. Pensemos que es el hospital más antiguo de Jujuy, fundado en 1850 bajo el gobierno de Escolástico Zegada.

Como en todo edificio antiguo, y más aún por la naturaleza tan sensible del servicio que brinda, se hizo necesaria una remodelación y refuncionalización profunda, para ubicar a este centro de salud, nuevamente en el podio más alto de atención y referencia médica que ha sostenido durante tanto tiempo.

La directora del hospital, Ana Alcoba, comentó que la remodelación del San Roque es integral y que lleva ya varios años, con objetivos cumplidos y otros en plena ejecución. “Los cambios que se llevan adelante en el hospital se dan en en el marco del Plan Estratégico de Salud como política de estado”, relató la profesional. “Tengamos en cuenta que es el más antiguo de la provincia – prosiguió Alcoba - con 168 años pero con una estructura hermosa, y es posible modificarla para poder trabajar con un modelo de mayor privacidad y seguridad, familiar y personal”.  

Entre las transformaciones concretadas, la funcionaria mencionó que se trasladaron pacientes clínicos varones, que antes estaban en un pabellón único, con 14 camas todas juntas y un solo sanitario; a un nuevo espacio más confortable y adecuado. Estos pacientes ahora están ubicados en un sector recuperado de la anterior Maternidad (que dejó de funcionar en 2014). “Los pacientes ahora tienen camas individuales, comparten sanitarios entre dos, y contamos con habitaciones que permiten el aislamiento también. Es un gran avance para mejorar la calidad de atención”, aseguró Alcoba.

Comentó la especialista también que están trabajando en la recuperación del quirófano de la “vieja Maternidad”. Allí va a funcionar un área de prácticas diagnósticas y terapéuticas para las especialidades clínicas. Prevén que este servicio pueda ser inaugurado este año.

Ana Alcoba
Ana Alcoba

El San Roque, con perfil definido

Dentro de la reorganización que lleva adelante el Plan de Salud, señaló la médica que el San Roque fue definido como un hospital de perfil clínico, de segundo y tercer nivel de complejidad, orientado a patologías crónicas transmisibles y no transmisibles, como enfermedades infecciosas, respiratorias crónicas, reumatológicas, endocrinológicas, entre otras. Es por eso que remarcó la importancia de continuar con la educación de la población, que debe conocer el perfil de cada hospital para facilitar el trabajo del personal sanitario y agilizar el diagnóstico y tratamiento correspondiente.

“Todo lo quirúrgico y consultas de urgencia que entran dentro de especialidades clínicas, las tratamos nosotros”- expresó Alcoba - “lo que es baja complejidad, en los puestos de salud, para evitar que lleguen a las guardias hospitalarias que están para lo más complejo”. En caso de una situación que puede requerir la participación de un cirujano, el paciente debe dirigirse al Hospital Pablo Soria o al Materno Infantil. “Estamos para mordeduras de canes, condiciones graves, diabéticos descompensados, pacientes de HIV con complicaciones”, ejemplificó.

Este trabajo de reordenamiento y definición de perfil y complejidad hospitalaria, está dando sus frutos. Ahora los CAPS (Centros de Atención Primaria de la Salud), resuelven el 75% de los problemas leves y prevenibles, lo que ha descomprimido exponencialmente el “cuello de botella” que se generaba en las guardias.  Todo ese procedimiento de derivación hospitalaria, representaba un desgaste para el equipo de salud como para los pacientes.

En virtud de estos cambios educativos de la población, es que desde marzo de 2018, la complejidad ha aumentado en el hospital. “Tenemos un crecimiento de consultas de complejidad clínica, y un porcentaje importante, un 6%, queda en observación en guardia. De ese 6%, un 45% se interna”, grafica la directora del San Roque.

“La salud empieza por casa”

Otras de las novedades del hospital es la reciente inauguración de un gimnasio intrahospitalario. “Esto muestra que no solo nos abocamos a la atención de la enfermedad, sino que estamos involucrados y apoyamos otras acciones para reducir la alta carga de enfermedades cardiovasculares”, comentó la directora del hospital.

El gimnasio, que es un proyecto que ya se venía trabajando en la anterior gestión,  está destinado  fundamentalmente para el personal de salud, del hospital y de los CAPS. “Tenemos un equipo de profesionales de educación física y nutricionistas para que nuestro personal pueda hacer actividad física”, remarcó Alcoba.

Por último agregó: “Este proyecto tiene un slogan que dice: ‘la salud empieza por casa’. Queremos demostrar que el hospital y el equipo de salud son un referente para la comunidad en general. Tenemos que asumir responsabilidades, y saber que no todo lo vamos lo vamos a tener servido”, puntualizó.