27 de octubre de 2021

Almacén

El "Empire Day" y sus festejos en La Esperanza

El "Empire Day" y sus festejos en La Esperanza

por

Eugenio Avellaneda

Comunicador social y gestor cultural

#GranJujuy

En la víspera del 25 de Mayo del siglo pasado, los hermanos Leachs de La Esperanza, celebraban el Día del Imperio Británico junto a los empleados de la fábrica de azúcar. Una curiosa evocación que se mantuvo durante décadas en San Pedro de Jujuy.

Tumba Olivera

El Reino Unido de la Gran Bretaña festeja como Día del Imperio Británico el 24 de mayo en conmemoración al natalicio de la Reina Victoria. Se lo instituyó en 1902 ya que el 22 de enero de 1901 la soberana falleció. Esta celebración se la oficia y rememora en todas las Colonias y ex territorios del Imperio y por numerosos ingleses que residen en el exterior.

En la Esperanza del siglo pasado los hermanos Leachs observaron celoso y solemne rigor la evocación y festejo de tan insigne fecha fusionándolo con el festejo del 25 de mayo como Fecha Nacional. Por aquellos tiempos la compañía para celebrar ambos aniversarios patrióticos realizaba una cena show gratuita para los empleados administrativos y algunos invitados especiales.

La gastronomía contratada en este banquete era de un nivel superior para testimoniar un elevado grado de respeto y honor manifestado por la jerarquía británica a ambas Patrias. Se emitían invitaciones personales con impresos evocativos para solemnizar tan magno acontecimiento para criollos y británicos y además amenizaba la reunión una banda de músicos.  Se observaba un estricto cumplimiento de ropa de gala o fiesta para los asistentes, trajes y ambos para los caballeros y vestidos de fiesta para las damas.

Los ingleses se congregaban en su exclusivo Sports Club para su privada cena homenaje servida por mozos de guante blanco y turbantes blancos, hindúes todos ellos. A las 23 y 45 se apersonaban al Club CRyS o Club de los empleados donde éstos y los convidados especiales extra fábrica estaban cenando y bailando. Al ingreso de la comitiva de la Superioridad Británica de la compañía todos detenían su ingesta o baile, saludaban respetuosamente a los ingresados y éstos les retribuían cortésmente. A continuación los músicos ejecutaban el Himno al Rey, quien regía los destinos del Imperio Británico por esos tiempos, y la jerarquía lo entonaba en su idioma materno.

Al pasar la media noche o sea el 25 de mayo con algunos minutos, la orquesta iniciaba el Himno Nacional Argentino coreado por los argentinos y extranjeros, dignamente. Un miembro de la comitiva inglesa proponía un brindis por ambas naciones, por su hermandad, por la prosperidad de la empresa y de sus integrantes, y por la paz. Culminado este pequeño pero emotivo acto conmemorativo, la Superioridad se retiraba con la misma pompa y garbo que ingresaron hacia su excepcional reducto social.

Los añosos exempleados del ingenio aún recuerdan con lágrimas su magnificencia y significado distintivo tanto para ingleses como para criollos.

© 2019 Revista CHE, Implementado por Estudio Da Vinci.